Vacaciones de invierno y filosofía Montessori

Llegan las vacaciones de invierno y los chiquitines (y no tan chiquitines) se preparan para desparramar juguetes y sonrisas en sus habitaciones y en cada rincón de la casa. Nos gusta verlos divertirse y tenerlos un rato más para abrazarlos, darles más besos y verlos crecer minuto a minuto, pero también estaría bueno que después de estas dos semanas de jolgorio no terminemos con la espalda rota de agacharse a juntar muñequitos y bloquecitos.

Desde que Male estaba en mi panza me interesé por un tipo de filosofía en educación creado por la médica Maria Tecla Artemisia Montessori (sí, así de largo se llamaba).  Esta filosofía se basa en ubicar al adulto como guía en el aprendizaje del niño, quien absorve información de forma inconsciente como si fuera una pequeña esponja con capacidades infinitas.

Para decirlo más en castellano y en breve propone que el adulto a cargo colabore en el aprendizaje del niño de una forma no invasiva. Por ejemplo, es muy lindo darles de comer en la boca a nuestros bebés pero debemos incentivarlos a que vayan aprendiendo a ser seres independientes, debemos mostrarles todas las herramientas para que ellos puedan valerse por sí mismos en la medida de lo que puedan, y tenerles paciencia (no hagamos las cosas por ellos sólo porque las hacemos más rápido). De esta forma criamos personas con confianza en sí mismas y con autoestima elevado.

Las habitaciones Montessori apuestan a ser lugares ordenados, con colores cálidos pero no estridentes y sobretodo a dejar las cosas al alcance de la mano (de los niños). Por eso las camas suelen estar directamente armadas sobre el piso (no por falta de presupuesto para una cama), los estantes son la mayoría bajos y abundan los canastos para poder sacar y poner de manera simple.

Además se arman según la edad del chiquitín. Para los más bebes se pueden disponer espejos amurados a la pared y algunos objetos colgantes.

Para las habitaciones de los más grandes suelen disponerse bastantes libros y juegos didácticos.

¿Qué opinan de esta filosofía? ¿la conocían? ¿y del tipo de disposición en las habitaciones?

¡Espero les haya gustado el post! ¡Hasta el próximo!

Anuncios

2 comentarios en “Vacaciones de invierno y filosofía Montessori

  1. marcelacavaglieri dijo:

    Ay por Dios qué cosas más lindas hay para las habitaciones de los chicos ahora!!! A mi me llegaron tarde, tendré que esperar hasta los nietos y seguramente ya habrá cambiado el look y las ideas en cuanto a los niños!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s