Decorar con flores

De un tiempo para acá descubrí que me encanta decorar con flores. Me parece un detalle súper cálido y lindo entrar a una casa y que haya floreros con flores frescas, así sea una botella con una sóla flor. Me imagino a la persona en el proceso: buscar el recipiente adecuado, llenarlo con agua, admirar y colocar el arreglo y ubicarlo en ese espacio especialmente elegido.

En lo personal desde hace poco (más o menos desde que me mudé a Maschwitz) empecé con el ritual de comprar flores una vez por semana y cada día me fui involucrando más en el proceso. Así que cuando leí en la cuenta de instagram de Aires de Bohemia que la genia de Flor Vazquez de La Embajada daba un curso de Decorar con flores no lo dudé!

En el curso aprendimos de todo, desde armar ramos para nuestra casa, arreglos para regalar y hasta hacerlos para eventos. Nos llevamos muchísimos tips y aprendimos a hacer boutonnieres (los que van en las solapas de los hombres) y nos llevamos un ramo hecho con nuestra propias manos.

¡Y nos llevamos tarea para el hogar! Con bandeja, cinta y oasis vegetal (es una esponja especial que se compra en floristerías) y bajo el hashtag #vengoconflores teníamos que armar un arreglo.

¡Les muestro el proceso y el terminado!

IMG_20170829_114302738_HDR

En mi caso compré flores (acá no hay mercado de flores que yo sepa así que lo hice en una verduleria!). Elegí las que mejor estaban y me parecía que combinaban, fueron fresias (que son las blancas de la foto) y las otras que venían de varios colores que me las vendieron como clavelinas, también escuché que se llaman macetilla.

El follaje lo conseguí caminando por mi barrio, que tiene mucha vegetación. Me pareció divertido poner hiedra y además quería poner Eucaliptus, que ahora se usa muchísimo y de esos árboles hay de a montones por acá… Pero claro, son tan añosos que era imposible llegar a las ramas. Así que de base use hiedra y ciprés. Además combiné con un poquito de laurel y unas pocas ramitas de Crataeus con sus frutos rojos.

Si tienen la suerte de poder ir al mercado de flores (hay 2 en Capital, uno queda en Barracas y otro en la zona cerca del Abasto) van a conseguir cantidad infinita de flores y follaje. Además ahí pueden comprar fácilmente todos los insumos necesarios para hacer arreglos. En la foto que sigue tengo una bandeja de cotillón, cinta (de la que se usa para hacer moños) y el oasis vegetal, cosas que nos dieron en el curso.

IMG_20170829_114400278IMG_20170829_153826739IMG_20170829_154509983

La esponja hay que hidratarla en un bowl con agua y luego la ubicamos en la bandeja y la atamos con la cinta.

Primero ubiqué el follaje, la idea es que tape bien los bordes para poder ocultar la bandeja plástica y para dar volumen.

Si quieren realizar un arreglo clásico y simétrico les recomiendo ir poniendo las flores de forma pareja de un lado y del otro. A mi como me gusta más bien rústico fui ubicandolas de manera aleatoria y como le gustaban a mi ojo. También ubiqué algunas ramitas más altas para jugar con las alturas.

IMG_20170829_155901841IMG_20170829_160256158

Miren como quedo:

1234

¿Qué opinan? Yo la pasé genial aplicando esta técnica para arreglos que sabía que existía pero jamás había puesto a prueba. ¿Ustedes se animan?

Besos y hasta el próximo post!

 

Mi escritorio de subasta

Hace bastante tiempo, cuando todavía estaba en el medio de la carrera de abogacia (que no llegaría a ser título), abrieron a la vuelta de mi casa un negocio de subastas. ¡Cómo me gustan las subastas! Ahí conocí al escritorio de campo que se convertiría en mi mesa para la tele durante muchos años.

Así como lo traje, medio destartalado y con el lustre rayado por los años, se mantuvo mucho tiempo. Otros tantos años después, cuando empecé la carrera de diseño de interiores, comencé a vislumbrar un destino diferente para mi querida mesita.

Pero recién ahora que tengo lugar para lucirlo como yo quería (en mi propio taller que estoy armando de a poco) es que le pude dar nueva vida y renovarlo por completo.

Ya me había hecho a la idea de que lijarlo me iba a llevar un lindo tiempo cuando salieron a la venta las nuevas pinturas chalk paint de Rust Oleum. Estas fantásticas pinturas adhieren con facilidad inclusive en superficies que no estén lijadas. ¡Así que fue mucho más fácil ponerse manos a la obra!

Cómo al mueble quería darle un aspecto desgastado le hice una pátina con vela que aprendí en el curso de reciclado de Aires de Bohemia.

Se trata de una pátina que se puede realizar tanto con una vela como con cera para pisos en pasta incolora que pasamos por donde no queremos que se adhiera la pintura y queremos que el mueble luzca desgastado. Yo elegí usar vela porque quería un desgastado bien puntual.

La pintura chalk paint de Rust Oleum viene en aeorosol y brocheable. Como soy un poquito (sólo un poquito jaja) ansiosa, usé el aerosol que es más rápido y además es de muy fácil aplicación.

IMG_20170805_180004275

Lo único que quedaba por elegir eran los tiradores. También hacía muchos años me había topado con unos que los había guardado para este mueble. ¡Pero recientemente compré otros que también me gustaban! Así que no lo dudé e hice encuesta en Instagram!

IMG_20170811_083715_600

¿Ustedes cuál creen que ganó? ¡El amarillo!

¡Ya tengo listo mi escritorio para disfrutar todavía más de mi trabajo!

IMG_20170810_1022202

Espero les haya gustado el post y si tienen alguna consulta sobre el paso a paso para reciclar un mueble con este estilo me pueden dejar comentario acá o escribirme a info@luzmarinainteriores.com

¡Besos y hasta la próxima!